Mujeres científicas

SOLO EL 14% DE LOS GRADUADOS ESPAÑOLES EN TIC SON MUJERES

OEI . 07/03/2019
Tamaño del texto + -

 

 

§   Según un estudio de la Organización de Estados Iberoamericanos sobre brecha de género en la ciencia, en España hay un acusado déficit de mujeres en las carreras tecnológicas.

§   A pesar de que nuestro país produce el mayor número de publicaciones científicas de Iberoamérica, las autoras españolas son minoría en todas las áreas del conocimiento.

§   El ascenso a puestos de responsabilidad y la permanencia en la carrera profesional apuntan como las principales barreras para la mujer en la ciencia.

Madrid, 7 de marzo de 2019-. Para 2020 habrá medio millón de puestos de trabajo en áreas como big data, inteligencia artificial, ciberseguridad o el Internet de las cosas por cubrir[1]. Sin embargo, solo el 14% de los estudiantes de tecnologías de la información y de la comunicación en España son  mujeres. El dato se desprende del estudio Las brechas de género en la producción científica iberoamericana del Observatorio Iberoamericano de Ciencia, Tecnología y Sociedad de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).

Según este informe, entre 2014 y 2017, España superó los 73.000 artículos científicos publicados, Brasil los 53.000, mientras que México y Portugal tuvieron una producción cercana a los 17.000. En forma paralela al crecimiento de las publicaciones iberoamericanas, la cantidad de autoras y autores aumentó un 19% entre 2014 y 2017, sin diferencias de género en esa tendencia. En España llama la atención que, siendo el país de Iberoamérica con mayor cantidad de personas que publican, las mujeres no son mayoría en ningún área del conocimiento. En nuestro país, la brecha de género no solo es significativa en las ingenierías, con un 30% de mujeres, y en las Ciencias Físicas y Químicas, con un 36%, sino también en las Humanidades, con un 41%.

Las mujeres iberoamericanas son mayoría en las aulas universitarias pero la brecha de género es visible cuando se trata de las docentes. Solo Cuba cuenta con más mujeres que hombres, mientras que en Perú, las docentes universitarias apenas representan en 22% y en España son menos del 43%.

La brecha hombres-mujeres en la investigación se acrecienta en el mundo de la empresa. En Argentina, por ejemplo, solo el 27% de quienes investigan en empresas son mujeres, el Portugal el 29% y en España el 30%. En los centros públicos de I+D se registra la mayor paridad en todos los países, destacando el llamativo caso de Portugal, en el que más del 60% de quienes investigan o desarrollan tecnología son mujeres.

 

«Las mujeres no permanecen y, sobre todo, no llegan  a liderar los equipos de investigación. Ese es el punto crítico en todos los países. Sin embargo, la ciencia crece por la variabilidad de las ideas. Las mujeres enriquecemos mucho el trabajo científico», afirma Ana Justel, matemática e investigadora española que acaba de regresar de su octava campaña en la Antártida. «La ciencia es un lugar fabuloso para vivir. Yo animo a todas las niñas a empezar, a continuar, a llegar a la ciencia, porque somos perfectamente capaces y porque al final es trabajar por el progreso de la Humanidad», añade para incentivar las vocaciones científicas de las niñas.

 

El porcentaje de mujeres científicas a nivel mundial es apenas del 28%. En América Latina y el Caribe el porcentaje asciende al 45,4%[2].

 

 

Accede al estudio completo, infografías y material audiovisual con testimonios de mujeres científicas de España, Costa Rica y Ecuador aquí.

Sobre la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI)

La Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) es el primer organismo intergubernamental de cooperación del espacio iberoamericano. Desde 1949 trabaja fomentando la cooperación en sus tres campos de actuación. En la actualidad, forman parte de la OEI 23 Estados miembros y cuenta con 18 oficinas regionales, además de su Secretaría General en Madrid.

 

 

[1] Fuente: Comisión Europea.

[2] Fuente: UNESCO.